ORO NATIVO



El oro reluce, es maleable, prácticamente indestructible, difícil de encontrar y sobre todo es muy muy difícil de extraer. Estas cualidades han hecho del oro el material mas codiciado y desde siempre ha sido considerado el material idóneo para representar cualquier bien comerciable, así como principal reserva monetaria de todos los países. Además, es el metal preferido de orfebres y joyeros, y una materia prima usada en las industrias de tecnología mas avanzadas.

Actualmente el mercado del oro a aumentado considerablemente no por los sectores anteriores mencionados sino también por el sector del coleccionismo donde cada día es mas importante y los mismos coleccionistas - buscadores consiguen piezas de oro nativo (en estado natural) mas y mas espectaculares. Obviamente esta inversión (tanto si se coge como si se compra el oro nativo) para coleccionismo también conlleva una posterior reventa del mismo que cada vez es mas espectacular en cuanto a tasación y valoración entre coleccionistas, por lo que invertir en "oro de colección" es cada vez un movimiento mas acertado y rentable como inversión que comprar el oro en lingotes o monedas, donde nuestros beneficios dependen y dependerán únicamente de la subida global de oro.

 

- FORMACIÓN Y ASPECTO GENERAL DEL ORO NATIVO -

El oro se encuentra en filones hidrotermales de cuarzo; eso quiere decir que se forma a partir de aguas calientes ricas en elementos químicos extraídos de otras rocas por reacciones químicas de precipitación. A estos yacimientos primarios, se añaden los secundarios, que corresponden a depósitos sedimentarios; llamados "pláceres".

Estos se producen por la acción de los ríos que provoca, primero, la separación del mineral oro de las rocas a las que se encuentra unido y, después, su concentración junto a otros minerales pesados. En los yacimientos primarios el metal se halla aun en las rocas en las que se formó, y se presenta en forma de cristales cúbicos, octaédricos y, a veces, rombododecaédricos, es decir, en forma de complejos cristales con doce caras rómbicas, aunque rara vez bien organizadas. En los yacimientos secundarios, el oro se encuentra en forma de pequeñas masas compactas, las famosas pepitas, o de briznas y escamas finas, a veces ramificadas.

El color es siempre el amarillo, pero puede presentar distintos matices e intensidades.

El oro no se exolia y tiene una fractura irregular. Su polvo siempre es amarillo.

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS DEL ORO -

El oro es un metal inatacable por los ácidos, a excepción del agua regia (mezcla de ácido clorhídrico y ácido nítrico), y es muy blando, dúctil y maleable. Al ser inerte desde el punto de vista químico (una de las razones por las que no se oxida), el oro casi nunca se encuentra combinado con otros elementos. Su temperatura de fusión es de 1.061ºC, correspondiente a un valor de 2.5-3 en la escala de Kobell, que se utiliza para medir el punto de fusión de los minerales.

 


- ASOCIACIONES DEL ORO -

En las rocas en las que se forma, el oro está asociado a cuarzo, pirita, arsenopirita, pirrotina, turmalina, fluorita y minerales de manganeso, selenio y telurio.

La pirita y la arsenopirita, dos sulfuros muy corrientes, presentan un color amarillo bronce y un brillo metálico tales que les hacen parecer oro (la pirita se conoce también como "el oro de los tontos"). Pero el oro autentico tiene una densidad y una maleabilidad muy superiores, y es mucho más blando y resistente a los ácidos; estas características son más que suficientes para no caer en el engaño.

 

DÓNDE BUSCAR ORO -

Los principales yacimientos de oro están en Sudáfrica, en Yukón (Alaska), en la cuenca del río Porcupine (Canadá), en Australia, China, Estados Unidos y Rusia. 

No obstante, para el coleccionista, las mejores muestra de oro nativo son las procedentes de California, Chile, México, o sea, de aquellos lugares donde los conquistadores españoles buscaron, hace mas de quinientos años, el famoso oro "el dorado". Ahora estos últimos años se han añadido importantes descubrimientos muy puntuales y únicos de oro nativo en Mato Grosso (Brasil) donde las pocas piezas conseguidas cuentas al rededor de 400 euros el gramo; Casas de Don Pedro (Badajoz) que se lleva buscando muchos años pero cada vez es mas caro, escaso y muy buscado por los coleccionistas por su "extra" de ser Español y con muy buena calidad, ademas de encontrarse piezas en matriz, sin matriz y cristales con caras definidas en muchos casos; también en las Minas Gerais (Brasil) en diferentes ríos como el Peixoto o Fanado; también en Nevada (Usa); en Marruecos (variedad Electrum); en la provincia de Soto (Colombia); China y Rumanía entre otros yacimientos puntuales por todo el mundo. En España también se han explotado algunos filones, como el de Rodalquilar - Nijar (Almeria). También existen algunos pláceres en los ríos Sil y Miño, como en el río Navelgas (Asturias) o el río Fresnedoso en Cáceres o el Darro en Granada entre otros.

 

COMO SE EXTRAE EL ORO -

Los métodos de extracción del material en bruto de los yacimientos primarios varían en función de la naturaleza del oro, de las condiciones geográficas y geológicas y de la tecnología empleada. Uno de los métodos mas tradicionales es la denominada amalgamación, conocida desde la Edad Media y muy usada a principios del siglo XX. Consiste en lavar los fragmentos de roca que contienen el metal precios, con el fin de separar el material de desecho, luego se reducen a una gravilla que después triturada en molinos especiales y mas tarde lavada. La arenilla obtenida se coloca en unos contenedores especiales, sobre cuyo fondo va depositándose el oro en virtud de su más elevado peso específico. Entonces se le añade el mercurio, que se une al oro       (y a la plata, si estuviera presente), formando la amalgama. Esta especie de pasta se envuelve en pieles de gamuza, que luego son escurridas a mano o a maquina.

De esta manera el mercurio, un metal liquido en condiciones ambientales, sale por los poros de la piel, que retiene sólo el oro en estado sólido. Este procedimiento permite un rendimiento de apenas un 50% ya que el resto del oro se pierde en los distintos pasos. La introducción de la cianuración permitió  un incremento de los rendimientos de hasta un 90%. Mediante este método se consigue la "flotación" de los fragmentos gracias a aceites especiales que se adhieren a los metales; con los aceites, los metales, menos densos ahora que el agua, ascienden a la superficie, donde son desengrasados y molidos, para entrar en reacción con cianuro sódico (NaCN).

Se obtiene así un compuesto de cianuro y oro que es separado del resto de los minerales para poder transformarlo fácilmente en oro puro gracias a una nueva reacción química.

 


APLICACIONES DEL ORO -

La baja temperatura de fusión del oro, junto con las demás características fisicoquímicas, facilita su labrado y hace de él un metal ideal para la orfebrería.

Su alta densidad, su elevada capacidad de conducción de calor y electricidad, y su inalterabilidad lo convierten en un material idóneo para fines muy específicos.

El oro se utiliza en la industria aeronáutica para revestir los paneles solares de los satélites, a fin de optimizar el aprovechamiento de energía solar.

También se usa para proteger ciertas superficies de las naves espaciales, en particular las ventanillas, y como revestimiento de protección de los cascos de los astronautas. En la industria electrónica, los contactos de los chips de memoria de los ordenadores también son de oro. También se encuentra presente en diferentes partes de los móviles actuales. Por ultimo no podemos olvidar su empleo como moneda de cambio. Las primeras monedas acuñadas (esto es, discos de metal en los que aparece grabado el peso, garantizado por la autoridad de emisión) se utilizaron en Grecia en el sigo VII a.C., aunque para llegar a una difusión masiva de la moneda de oro habría que esperar hasta los siglos XVI-XVII cuando, estimulados por la intensificación de los intercambios comerciales, los países europeos empezaron a explotar los ricos yacimientos americanos recién descubiertos. Durante siglos la economía mundial tomó como referencia un sistema monetario bimetálico (oro y plata), que en el siglo XIX pasó a ser fundamentalmente monometálico: se trataba del patrón oro, y que sería abandonado progresivamente a partir de los años treinta del siglo XX.

 

EL ORO COMO JOYA -

Su fascinante color, su brillo y su inalterabilidad han hecho que el oro, ya desde la más remota antigüedad, fuera considerado símbolo de riqueza y poder, así como medio de expresión artística. No existe prácticamente civilización que no haya dejado importantes testimonios en el arte de la orfebrería a través de magnificas obras, reflejo de su cultura. Para los destinos más importantes y oficiales, como objetos sagrados o de corte, se utilizaba el oro macizo (fusiones realizadas totalmente en oro) o el denominado oro fino, es decir, purísimo, mientras que las prendas de reyes, nobles y dignatarios laicos y religiosos se tejían con hilo de oro de gran belleza. 

La suerte del oro como material de joyería se halla ligada a sus propiedades físicas: muy baja dureza, excelentes ductilidad y maleabilidad, y densidad elevada, cualidades que hacen de él un metal que puede trabajarse con excepcional facilidad.

El oro utilizado en joyería puede presentar distintas coloraciones en función de la naturaleza y de la concentración de los demás metales a los que se une para formar aleaciones, en parte con objeto de endurecerlo y en parte para impedir que pierda la forma que se otorga. La presencia de plata o platino es la causa de que el oro presente un color más claro y menos vivo (es llamado oro blanco), mientras que si se desea una tonalidad mas rojiza hay que añadir cobre (y obtendremos el oro rojo).

Por otro lado, su color es prácticamente estable con el paso del tiempo debido a que se trata de un metal prácticamente inoxidable.

 


Comentarios: 0 (Discusión cerrada)
    Todavía no hay comentarios.