PLATA NATIVA



En el mundo clásico, la plata estaba asociada al a diosa de la caza, Diana, que tenía como símbolo la Luna: la simbología lunar, y en particular la media luna, está ligada a este mineral precisamente por el color blanco plateado de nuestro satélite. En la antigüedad, la plata se utilizaba para realizar joyas y, cortada en planchas, para hacer espejos. Entre las joyas de plata más antiguas están las halladas en tumbas egipcias, que se remontan a más de 6.000 años atrás.

 

- ASPECTO GENERAL DE LA PLATA - 

La plata nativa se presenta excepcionalmente en cristales bien formados, de dimensiones reducidas y a menudo reunidos en agregados filamentosos. 

La mayoría de las veces, la plata nativa se encuentra en asociaciones o agregados no cristalizados de dimensiones que varían de pequeñas masas de pocos gramos a bloques muy pesados y compactos, arborescentes y filamentosos o estrellados.

El color es blanco, gris claro o gris azulado en superficie fresca; con frecuencia, la plata nativa está recubierta de pátinas de alteración (generalmente debidas a la formación de sulfuros) de color gris plomo o negruzco que reducen su brillo.

 

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS DE LA PLATA - 

Se trata de un mineral muy pesado, blando, flexible, dúctil (se puede reducir a hilos finos incluso estirándolo en frío) y maleable (se reduce a una lamina delgada golpeándolo con un martillo, también en frío).

La plata carece de exfoliación y su fractura es irregular. Tiene un bajo punto de fusión (en torno a 962 ºC, y 2 en la escala de Kobell) y es soluble en ácidos nítrico (HNO3) y sulfúrico (H2SO4). A temperatura ambiente, no reacciona con el oxigeno ni con el agua: por lo tanto, es inoxidable. Es también el mejor conductor de electricidad y calor.

 

- FORMACIONES Y ASOCIACIONES DE LA PLATA - 

La plata en estado elemental se encuentra en filones hidrotermales, frecuentemente asociada con cobre, calcita, cerusita y sulfuros, como galena y argentita. 

Los filones argentíferos pueden ser de origen primario o de origen secundario, es decir, ligados a fenómenos de reducción de los yacimientos de sulfuros de plata o de plomo y cinc. En este ultimo caso, que representa, entre otras cosas, la situación más común, la plata en estado elemental se encuentra generalmente en la parte inferior de la montera del yacimiento. La plata nativa puede formarse también por cementación, es decir, por la consolidación de fluidos ricos en solutos, en el interior de los llamados esquistos negros, rocas que se han formado en un ambiente pobre en oxigeno y, por tanto, pueden tener una alta concentración de sulfuros.

 


- DÓNDE BUSCAR PLATA NATIVA Y CÓMO RECONOCERLA - 

En España, la plata nativa se explotaba ya en tiempos de los romanos en las monteras de La Unión, Murcia, y en las minas de Tarragona. De las minas de plata de Hiendelaencina (Guadalajara) se extrajeron bellos ejemplares. También y ultimo mas importante el yacimiento de Las Herrerías (Almeria) en 1999 donde salieron gran cantidad de especímenes de diversas formaciones y estéticas de gran calidad y hoy totalmente tapada por miles y miles de toneladas de tierra, totalmente tapada.

Hay plata nativa asociada con argentita en las minas noruegas de Kongsberg, de las que se extraen probablemente los ejemplares más hermosos, así como en los distritos mineros de Freiberg, cerca de Dresde (Alemania), Kremnica (Eslovaquia) y Kutná Hora (República Checa). Estos dos últimos distritos, conocidos desde la edad Media, han constituido con toda probabilidad la fuente más importante de este metal precioso en Europa. Otro continente en el que la plata es muy extendida es América. 

Las principales zonas de extracción están en México, cerca de Batopilas (en la Sierra madre Occidental, en el estado de Chihuahua) y de Guanajuato. En el siglo XVI, en la época de la conquista de América, las minas de México suplantaron a las europeas como principal abastecedor del valioso metal: actualmente siguen siendo el mayor exportador de plata. Otros yacimientos importantes se encuentran en Chañarcillo y Potosí (Bolivia), Cobalt (Canada), Butte (Montana) y en los alrededores de Aspen (Colorado) y en Silver City (Idaho), en Estados Unidos.

En Broken Hill (Australia) hay interesantes concentraciones de plata nativa.

La plata nativa se reconoce fácilmente por el brillo característico y por el color claro, más evidente en las superficies de rotura. A veces, puede confundirse con la galena, que sin embargo no es tan maleable y dúctil, o con la argentita, que produce, un polvo más oscuro y es más ligera.

 

- APLICACIONES DE LA PLATA - 

Gracias a su ductilidad (debida a la escasa dureza y a la elevada maleabilidad) y a su precio en el mercado (inferior al oro), la plata es quizá el metal precioso más utilizado en joyería y en la alta artesanía. Se usa desde tiempos inmemoriales para la realización de vajillas (una famosa pieza de plata es la "ensaladera" entregada como premio al ganador de la Copa Davis de tenis) y se emplea frecuentemente como base para el engaste de piedras preciosas o, en solitario, para realizar collares, broches, pendientes, pulseras y anillos. Otro uso histórico de la plata es la acuñación de monedas: se emplea en solitario para las monedas de mayor valor o conmemorativas, mientras que en ocasiones de menor relieve se asocia a otros metales en aleaciones en las que al porcentaje de plata es más o menos elevado. En la industria químico-farmacéutica se usa para la producción de nitrato de plata, un poderoso bactericida y coagulante, y muchas piezas de prótesis sofisticadas están fabricadas con este metal. Además, es un componente esencial en la producción de películas fotográficas y como conductor de alta calidad para circuitos electrónicos.

 

- LA EXTRACCIÓN Y ELABORACIÓN DE LA PLATA - 

La plata nativa, es decir, sin mezclar con otros elementos en un compuesto, es un mineral muy raro: por esta razón se extrae principalmente de otro mineral, la argentita. El mayor ejemplar de plata nativa se extrajo en Colorado (Estados Unidos) y pesó nada menos que 380 kg.

El bajo punto de fusión de la plata permite extraer con facilidad el metal del mineral de partida. Para separarlo de la ganga (la parte no utilizable de la roca madre) se emplean varios métodos, como la precipitación química, la amalgamación (usada también para el oro), la lixiviación (un proceso de separación basado en el empleo de reactivos químicos) y la copelación, que separa la plata de la argentita.

A causa de su reducida dureza, es fundida a menudo con otros metales para obtener aleaciones especiales. Una de las más antiguas es el electro, una aleación de oro y plata en la que esta ultima está presente sólo en un 20-25%.

Las dos aleaciones más utilizadas son las llamadas Sterling (cobre con plata al 92.5% o más) que se usa habitualmente en joyeria, y Bretaña (con más del 95% de plata).

Para usos comerciales, la cantidad de plata presente en una aleación se expresa en milésimas: las tres principales "calidades" de la plata están reconocidas como las marcas 750/1.000, 800/1.000 y 900/1.000.

La plata se trabaja con técnicas de fusión, cinceladura y repujado o grabado.

En el primer caso, se calienta el metal a alta temperatura y se vierte en moldes de varias tomas. Para la cinceladura, en cambio se usan pequeños cinceles para labrar el metal en frío, mientras que para el grabado se utilizan buriles de diferentes tamaños.

 


- UN POCO DE HISTORIA DE LA PLATA - 

La plata se conoce desde la más remota antigüedad. Su empleo con fines artísticos y suntuarios fue paralelo al del oro, aunque siempre ocupo un lugar secundario respecto a este. En las tumbas reales de Ur, en Mesopotamia, se han encontrado objetos de plata que datan del III milenio a.C.

En la península Ibérica, el uso de la plata con fines decorativos lo encontramos ya en la cultura de El Argar (entre el 1700 y el 1500 a.C), en la que destacan anillos, brazaletes, diademas y otros objetos de adorno realizados con el noble metal. 

Con la aparición de la moneda, la plata cobró un nuevo valor en el mundo antiguo, pues supuso un gran impulso para el comercio. Las minas europeas más importantes eran las de Laurion, en Ática, y las del sur de la península Ibérica.

 

- LA PLATA DE LOS CONQUISTADORES - 

El objetivo prioritario de los exploradores y aventures españoles del sigo XVI eran el oro y las piedras preciosas, aunque la plata tampoco se despreciaba. Los ricos yacimientos de este metal hallados en América y los inmensos tesoros de las civilizaciones precolombinas fueron objeto de un autentico expolio por parte de los colonizadores. En las colonias, solo tres puertos estaban facultados par el comercio de estas mercancías: Veracruz (México), Portobelo (Panamá) y Cartagena (en la actual Colombia). Cartagena, fundada en 1533, se convirtió en un importante mercado de intercambio y uno de los vértices del triangulo comercial, que enriqueció la Europa moderna: desde África, donde se aprovisionaban los barcos europeas, llegaban los esclavos que eran vendidos a cambio de piedras, oro y plata, enviados a su vez a España, Portugal, Países Bajos, Francia e Inglaterra. Cartagena fue sede de una importante ceca estatal, la Casa de la Moneda, encargada de fundir toda la plata de los indios y de acuñar millones de pesos; se produjeron también objetos preciosos, como relicarios, candelabros y vajillas. En el siglo XVIII, a pesar de que el flujo de plata no se había agotado aún, la importancia de Cartagena y de las otras ciudades de la plata se redujo a causa de los cambios políticos, así como de la excesiva producción y la gran circulación de oro y plata en el mercado europeo.

Escribir comentario

Comentarios: 0