AUTUNITA



La fluorescencia y el magnifico color brillante de este mineral de uranio hacen que sea muy codiciado por los coleccionistas desde que se conoce su existencia.

Pero la autunita fue también la fuente para la extracción del elemento radiactivo antes de la difusión de la uraninita. Se utilizó, por ejemplo, para la fabricación de de las primeras armas atómicas desarrolladas durante la II Guerra Mundial.

 

- ASPECTO GENERAL DE LA AUTUNITA - 

La autunita se presenta en forma de cristales laminares o tabulares más o menos cuadrados y de dimensiones reducidas. Los cristales raramente se encuentra aislados: por lo general están unidos en paquetes o en abanico, a menudo en concreción o cruzados entre sí. Es de un color amarillo o amarillo verdoso especialmente brillante.

 

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS DE LA AUTUNITA - 

La autunita es un fosfato hidratado de calcio y uranilo. Se trata de un mineral bastante pesado, blando, frágil y perfectamente exfoliable en paralelo a la base del cristal. 

La autunita, junto con otros fosfatos de uranio como la torbernita, se denomina también <<mica de uranio>> debido a que se exfolia igual que las micas.

Se trata de un mineral translucido que posee un brillo vítreo o nacarado.

Pero sus características más interesantes derivan de su composición rica en uranio. La autunita es altamente radiactiva y resulta fluorescente cuando es iluminado con luz ultravioleta tanto corta como larga, con emisión de luz de color amarillo verdoso.

Es soluble en ácidos y tiene un punto de fusión bajo (3 en la escala de Kobell).

Cuando funde pierde una parte de sus moléculas de agua y se transforma en una variedad que cristaliza en el sistema rómbico, la metautunita.

 

- FORMACIÓN Y ASOCIACIONES DE LA AUTUNITA - 

La autunita es un mineral que se forma por la oxidación de uraninita y otras menas de uranio; se encuentra por tanto en las zonas superficiales de alteración de depósitos primarios de uranio, que están normalmente asociados con pegmatitas o con filones hidrotermales. La autunita se halla también en plutones graníticos, en particular en las franjas más externas y sujetas a alteración de las intrusiones derivadas de la consolidación de magmas. Los principales minerales con los que se halla asociada son fluorita, barita y otros compuestos de uranio como la torbernita.

 

- DÓNDE BUSCAR Y CÓMO RECONOCER LA AUTUNITA - 

La autunita se encuentra por toda la península Ibérica, siendo el mineral de uranio más abundante. Algunas localidades son: Paracuellos de Jarama (Madrid), Cardeña (Córdoba), Alburquerque (Badajoz), Navarredonda (Ávila), Villar de Ciervo y Villar de Peralonso (Salamanca), entre otros yacimientos puntuales y muy interesantes como Millanes (Cáceres) que son relativamente nuevas y poco conocidas ideal para cualquier coleccionista de nivel.

En el extranjero, los principales yacimientos se halla en los alrededores de Autun      (de donde deriva el nombre del mineral) y Limoges (Francia), en Sabugal (Portugal)     y en Cornualles (Gran Bretaña). Son especialmente interesantes los yacimientos del Monte Spokane, en el estado de Washington, y de Colorado (Estados Unidos), los de Shinkolobwe (Zaire) y los australianos.

Gracias a su coloración y fluorescencia, la autunita es fácil de distinguir de la torbernita (verde y no fluorescente), mientras que son necesarios complejos análisis de laboratorio para diferenciarla de la uranocircita, otro fosfato de uranio.

 


- APLICACIONES Y VALOR DE LA AUTUNITA - 

Además de ser un importante mineral del que se extrae uranio, la autunita es empleada por los técnicos de las industrias mineral como "indicador" de la presencia de minerales que contienen uranio. De hecho, ella misma deriva de su alteración: 

si aparece autunita, se encontrarán también otros compuestos de uranio.

Su presencia en superficie es detectable en el transcurso de prospecciones nocturnas mediante el empleo de lámparas ultravioleta, que evidencian la fluorescencia del mineral radiactivo.

 

- CUIDADOS AL MANIPULAR AUTUNITA - 

Por lo general la gente que no entiende bien los minerales radiactivos como esta autunita tienden a "exagerar" las medidas a tomar cuando quieren comprar una autunita o cualquier otro mineral radiactivo para su colección, piensan que deben de tenerlo en cajas de plomo, herméticas, super aisladas y todo lo que se les pase por la imaginación como su tuviesen una bomba nuclear en casa. Nada mas allá de la realidad; la autunita como cualquier otro mineral radiactivo es más peligroso por ser tóxico al respirarlo que por radiactivo en sí. La autunita con el tiempo se va deshidratando y dejando restos de polvo, que si se respiran son dañinos para el cuerpo. En sí el peligro de la radiación es mínimo, ínfimo (en tamaños entre 1 y 30 centímetros típicos de colección) y no es tan peligroso como para tener un exceso de seguridad en la colección. Lo único a tener en cuenta para coleccionar autunita o cualquier mineral radiactivo es no respirar su polvo si se nos rompe o lo limpiamos y no tocarnos los ojos o la boca al manipularlo, lavándonos las manos tranquilamente en cuanto finalicemos nuestra tarea de manipulación.

Lo ideal es tener nuestros minerales radiactivos como la autunita en urnas de plástico transparentes que nos permitan poder verlos, disfrutarlos, no tocarlos directamente y protegernos de respirarlos.

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Xosé Filgueiras (sábado, 14 abril 2018 22:36)

    Se que debo tener una autonita por algún sitio xq la tengo anotada pero como estoy clasificando de nuevo mi colección tal vez se encuentre donde no debe estar; el uranotilo de Badajoz que tenía lo puse en una urnita ahora está mucho mejor. Haber si encuentro la Autunita francesa.