BENITOÍTA



Mineral muy raro y muy hermoso, la benitoíta se ha descubierto en una época relativamente reciente.

La primera referencia se remonta a 1906; el buscador que la encontró la confundió 

al principio con el zafiro, al que se asemeja mucho.

 

- ASPECTO GENERAL DE LA BENITOÍTA - 

La benitoíta se encuentra en cristales bipiramidales, de forma triangular y dimensiones reducidas. Los ejemplares de este mineral presenta un brillo considerable, que puede ser vítreo o casi adamantino, y una perfecta transparencia. Su color es muy variable, yendo del blanco al rosa o al purpura, hasta el azul noche más o menos intenso que es la tonalidad más típica y más hermosa, y son frecuentes las zonaciones. Las distintas coloraciones son debidas a la presencia del titanio y de inclusiones de átomos de hierro.

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS DE LA BENITOÍTA - 

La benitoíta es un mineral de bario y titanio, que pertenece a la subclase de los ciclosilicatos. Es pesada y dura, pero frágil (con superficies de fractura concoideas

o irregulares), y carece de exfoliación.

La benitoíta tiene características ópticas interesantes. De hecho, está dotada de una intensa dispersión (capacidad de descomponer la luz blanca en los colores del espectro luminoso o del arco iris), próxima a la del diamante.

Además, es fuertemente pleocroica, incluso a simple vista; aparece azul o incolora

en función de la dirección según la que se observa. Por ultimo, es fluorescente si se irradia con una lampara UV de onda corta, y despide una bonita luz azulada.

La benitoíta tiene un punto de fusión bastante bajo (corresponde a 3 en la escala Kobell), y al fundir produce una masa vítrea incolora.

Es atacada por los ácidos fluorhídrico y el ácido clorhídrico.

 

- FORMACIÓN Y ASOCIACIONES DE LA BENITOÍTA -

La benitoíta se forma en filones hidrotermales que atraviesan rocas esquistosas, como la micaesquistos. Se halla asociada con minerales del grupo de las zeolitas, como la natrolita, y a minerales muy raros como la neptunita de color negro

(un silicato de sodio, litio y potasio) y la joaquinita (un silicato complejo de bario,

cerio y niobio).

 


- DÓNDE BUSCAR Y CÓMO RECONOCER LA BENITOÍTA - 

La benitoíta ha sido hallada en cantidades discretas sólo en la zona de Diablo Range, junto al río San Benito, en el condado homónimo de California (Estados Unidos),

de donde deriva el nombre del mineral. En este lugar se encuentra también la única mina que se explota económicamente, la Benitoite Gem Mine.

Ejemplares muy raros se han encontrado también en filones de Texas

(Estados Unidos) y en Bélgica.

La benitoíta se reconoce por el color y la forma característicos, y por la fuerte birrefringencia. Los ejemplares de color azul intenso se pueden confundir con el zafiro, que sin embargo es mucho más duro, y a veces con la azurita, que es mucho menos dura que la benitoíta y también mucho menos transparente y brillante.

 

- APLICACIONES Y VALOR DE LA BENITOÍTA - 

La benitoíta es un mineral muy apreciado por los coleccionistas, tanto por sus atributos estéticos, como por su rareza. Los ejemplares más hermosos se emplean

en gemología y están bastante solicitados en el mercado, sobre todo fuera de Europa.

En este caso la benitoíta se talla en escalera o en brillante, aunque por desgracia,

las reducidas dimensiones de los cristales y el pleocroísmo azul no coincidente

con la dirección de talla más fácil limitan la producción a piedras muy pequeñas,

inferiores a 1 quilate.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0