CUARZO



El cuarzo es uno de los minerales más comunes de la corteza terrestre y presenta formas y colores muy variados, dependiendo de las condiciones de formación y de los minerales a él asociados. Su amplia difusión y su asombrosa variedad ha hecho de él uno de los minerales más representados en las colecciones de los mineralogistas,

que a veces deciden dedicar toda una sección de su colección al cuarzo y sus muchas variedades.

 

- ASPECTO GENERAL DEL CUARZO - 

El cuarzo se da tanto en forma de cristales con hábito más o menos bien formado, como en filones o masas compactas constituidas por microcristales o incluso por cristales invisibles al microscopio. El cuarzo en el que pensamos al oír su nombre es blanco o transparente. El tono blanquecino se da cuando el cristal no está bien formado; si es puro, puede ser incoloro. Son precisamente los distintos materiales incluidos en su interior los que dan lugar a las variaciones del cuarzo.

El hábito cristalino más característico se da en forma de prismas hexagonales terminados con figuras romboédricas o piramidales. 

Cuando se observan caras en forma de trapecio se puede distinguir entre cristales dextrógiros (o derechos) y levógiros (o izquierdos), según las caras trapezoédricas se hallen en la parte superior derecha o en la superior izquierda de

las caras prismáticas. Unos y otros cristales se llaman enantiomorfos, ya que son como la imagen y su reflejo en un espejo. En el interior de los cristales es frecuente

la presencia de pequeñas inclusiones de gases o líquidos, que pueden distinguirse incluso a simple vista.

Como curiosidad, durante los siglos desde los tiempos de la antigua Grecia, el cuarzo ha sido conocido bajo la denominación genérica de <<cristal>> (en griego Kristallos).

En realidad, lo que los griegos llamaban cristal era cuarzo hialino bien cristalizado, incoloro y muy claro y transparente; con la misma palabra los antiguos griegos designaban también el hielo. En efecto, pensaban que el cristal no era más que hielo que había sufrido una transformación irreversible. Naturalmente el equívoco se debía a la transparencia <<glacial>> de ciertas variedades de cuarzo particularmente puras

e incoloras. Fue en la Edad Media cuando empezó a utilizarse el término sajón querkluftertzque significa <<mineral que atraviesa las vetas metalíferas>>.

De hecho, los mineros de la región alemana de Sajonia, utilizaban esta palabra para referirse al mineral que encontraban en abundancia en los filones metalíferos que excavaban.

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS DEL CUARZO - 

El cuarzo es inatacable por los ácidos (salvo por el fluorhídrico) y resulta inalterable por los agentes atmosféricos. Es además el mineral de referencia para el punto de fusión más alto en la escala Kobell, correspondiente a la calidad de infusible. 

Es muy duro, carente de exfoliación (es decir, que no puede subdividirse en planos paralelos entre sí) y se caracteriza por una fractura concoidea (se rompe en superficies curvadas como las de una concha).

Una de sus propiedades más importantes es su fuerte piezoelectricidad.

 

- FORMACIÓN Y ASOCIACIONES DEL CUARZO - 

Es uno de los componentes principales de muchas rocas magnéticas y metamórficas. Cristaliza directamente a partir de magmas a temperaturas y presiones muy diversas.

Está presente como mineral estable en distintos ambientes sedimentarios y puede formarse por cristalización y sedimentación cuando se encuentra disuelto en grandes cantidades de agua, como sucede en los depósitos alrededor de los géiseres. 

También puede derivar de la acumulación y de la transformación sobre los fondos marinos de los caparazones de cuarzo de microorganismos.

Su asombrosa variedad de colores es indicativa de la diversidad de asociaciones.

Las más comunes son con feldespatos potásicos y plagioclasas, calcita, turmalina, granates y micas.

 


- CRISTALES DE CUARZO MUY ESPECIALES -

A veces los cristales de cuarzo presentan hábitos muy complejos, con caras de distintas formas combinadas entre sí. Entre los hábitos más interesantes cabe destacar el denominado Tessiner habitus, que debe su nombre al cantón suizo de Tesino, donde dicho habito cristalino está muy extendido.

También de Suiza proceden algunas formaciones muy apreciadas por los coleccionistas como los llamados Gwindeler, cristales en forma de cetro o con otros caprichosos aspectos, debido a procesos de crecimiento raros e inusuales.

Entre las características especiales de los cuarzos destaca el tipo de maclado,

que contempla no sólo la unión de varios cristales, sino también el crecimiento de cristales <<uno dentro de otro>>.

 

- VARIEDADES DE CUARZO - 

Entre las numerosas variedades de cuarzo, algunas son comunes y otras más raras

y buscadas por los coleccionistas, en función del aspecto, del color y del tipo de las inclusiones y asociaciones. Las más interesantes son; el cuarzo hialino que es incoloro y diáfano, el cuarzo ahumado o fumé que es de color pardo o gris negro,

el cuarzo citrino que es amarillo pardo por las inclusiones de hierro, la famosa amatista que su color violeta hace que sea una variedad muy buscada y cotizada,

el cuarzo rosa que es una de las variedades más exclusivas y caras de conseguir ya que en la mayoría de las veces es masivo y los cristales son muy poco comunes,

el ojo de gato que es de color verde pardo con reflejos amarillos, el ojo de tigre de

color amarillo pardo con betas, el cuarzo rutilado que contiene fibras de rutilo

(es decir, óxido de titanio) en su interior, el cuarzo aventurina siendo de color verde

o amarillo pardo con efecto brillante, y por ultimo el cuarzo lechoso que es de color blanco mate y que contiene inclusiones de burbujitas de gases o líquidos.

Estos son algunas de las muchísimas variedades que tiene el cuarzo.

Existen variedades más raras y especiales, en las que la presencia de hematites rojo determina un intenso color rojo sangre, o las verdes, que contienen anfíboles y clorita.

 

- LA FAMOSA VARIEDAD AMATISTA -

La amatista es la variedad violeta, purpura, lila o color glicinia del cuarzo.

Sus características físicas y químicas son las mismas que las de los demás cuarzos; su bonito color y el poder de ser trabajada como gema la hacen especialmente apreciada. El color característico de esta variedad de cuarzo se debe

a la presencia de impurezas mínimas en redes cristalinas muy bien formadas y las condiciones físicas de presión y temperatura en las que se forman los cristales.

En otros tiempos su color se atribuía a la presencia de oro (teoría incorrecta propuesta en 1725) y aún hoy no se conocen con seguridad los procesos que determinan el color del cuarzo de esta variedad, aunque se ha demostrado la presencia de óxido férrico

y manganeso. Son muy frecuentes los casos de cristales de amatista unidos en el interior de geodas o drusas, esto es, en cavidades de las rocas, incluso de notables dimensiones, <<tapizadas>> por cristales. 

En España se han hallado amatistas en la sierra de Montseny (Cataluña), Sierra Nevada (Granada) y minas de La Unión (Murcia), entre otros importantes yacimientos.

Los más afamados cristales, de gran pureza, proceden de Minas Gerais (Brasil);

aun así, algunos expertos consideran mejores los cristales de cuarzo amatista obtenidos en el vecino Uruguay.

 


- EL IMPRESIONANTE CUARZO AHUMADO - 

Entre las variedades de cuarzo más apreciadas por los coleccionistas se encuentra

el cuarzo fumé o ahumado.

El nombre de este cuarzo se debe a su coloración pardo y oscura, como de vidrio ahumado. En realidad los matices cromáticos de este cuarzo son muy numerosos;

del negro al pardo (llamado morión), hasta tonalidades casi incoloras.

A pesar de la coloración oscura, el cuarzo ahumado presenta un grado de pureza elevado, tanto es así que a partir de él se obtienen gemas, como el llamado topacio ahumado. En algunas piezas de colección el color oscuro se obtiene sometiendo los ejemplares a irradiación artificial. En la naturaleza, el color oscuro del cuarzo ahumado se debe a las radiaciones emitidas por los isótopos contenidos en las rocas.

Los interesados en encontrar cuarzo ahumado tienen que ir a Suiza, donde se hallan los mejores ejemplares; desgraciadamente, la intensa explotación comercial de las zonas alpinas ricas en esta variedad ha determinado su empobrecimiento mineralógico. Por esta razón las autoridades helvéticas exigen a los buscadores un permiso obligatorio; de hecho, la recogida abusiva de minerales está severamente penalizada.

 

- EL CUARZO FANTASMA - 

En ciertos casos el proceso de formación de un cristal de cuarzo se revela por la presencia de partículas de otros minerales que, <<capturados>> en distintos momentos, han delimitado su contorno a través de las sucesivas fases de crecimiento. Cuando el perfil de estas inclusiones es visible por transparencia, el mineral recibe el nombre de <<cuarzo fantasma>>.

 


- DÓNDE BUSCAR CUARZO - 

Es fácil encontrar cuarzo en alguna de sus variedades, así como reconocer sus cristales, por su forma tan característica. La identificación en la naturaleza de las distintas variedades del mineral se halla ligada sobre todo al reconocimiento de los distintos colores que puede presentar.

El cuarzo puede estar presente en cualquier ambiente geológico; en concreto,

es más fácil encontrarlo en las fracturas de las rocas, en los filones de pegmatitas,

en el interior de las masas rocosas y en los sedimentos sueltos.

 

- EL CUARZO COMO PIEDRA PRECIOSA - 

Desde la antigüedad el cuarzo macro-cristalino, con todas sus variedades de color,

ha sido una excelente fuente de materia prima para la realización de joyas y objetos preciosos. Hoy día, sin embargo, ha perdido parte de su valor gemológico, debido a su enorme difusión y al descubrimiento de nuevos ricos yacimientos,

como los de Minas Gerais, en Brasil, donde se han extraído cristales gigantescos

y geodas completas. No obstante, los cristales limpios y puros de mayor belleza alcanzan en el mercado una discreta cotización, al menos como piedras de colección o semipreciosas.

La birrifringencia del cuarzos, es decir, su capacidad para desdoblar los rayos de luz,

y por consiguiente de las imágenes, junto con su elevada dureza, permiten distinguirlo fácilmente de los vidrios con los que en ocasiones se intenta imitarlo.

 

- EL CUARZO EN ESPAÑA - 

A pesar de la amplia difusión que presenta el cuarzo en España, cada día resulta más difícil encontrar piezas hermosas para colección. Si la búsqueda se realiza con paciencia, dará seguramente sus frutos, pero la proliferación de la recogida de minerales está agotando las <<fuentes>>.

Las distintas variedades de cuarzo se encuentran en diferentes localidades de España; aquí mencionamos solamente algunas de las zonas donde es posible encontrar cristales o masas de la variedad de cuarzo común, aquel que es blanquecino,

más o menos opaco.

En Almoharín (Cáceres) se han extraído bonitas muestras de cuarzo común asociadas con minerales como scheelita y casiterita. En Asturias se pueden observar ejemplares con rutilo en La Collada. Otros lugares donde se encuentra cristales de cuarzo común son en los alrededores de Madrid (La Cabrera, Somosierra y Guadarrama), en la provincia de Huesca (Sallent de Gállego) y en Cataluña (Sierras del Montseny y del Montnegre y Caldes de Malavella).

También en Peroamigo (Sevilla) conocida como la Mina los Ángeles se han extraído a lo largo de los últimos años buenas piezas de Cuarzo blanco mate, otras piezas transparentes e incluso "amatistas" con muy buena calidad para ser Sevillanas.

 


- APLICACIONES Y VALOR DEL CUARZO - 

La gama de aplicaciones industriales del cuarzo es muy amplia; desde la producción de vidrio y esmaltes hasta la de abrasivos y materiales refractarios para

la fabricación de revestimientos termorresistentes.

Sus propiedades eléctricas y ópticas lo hacen muy útil en el campo de la electrónica, como fuente de silicio necesario para la fabricación de microprocesadores de ordenadores. Su elevada piezoelectricidad hacen de él un componente ideal para relojes o sistemas de encendido.

Es muy apreciado en artesanía y gemología por la belleza y variedad de colores de sus cristales.