CRISOTILO y AMIANTO



El crisotilo pertenece, junto con la antigorita y la lizardita, a los minerales del grupo de las serpentinas. Su nombre deriva de los términos griegos chrysos (oro) y tilos (cilio), por el color dorado y aspecto fibroso. Se conoce desde la antigüedad con el nombre de asbesto. Las fibras más largas del crisotilo constituyen el amianto.

El amianto se extrajo en Val Malenco (Italia) hasta el final de la Segunda Guerra Mundial en condiciones infrahumanas. Familias enteras trabajaban en las minas de amianto; los hombres entraban en las galerías casi arrastrándose, seguidos de los niños. Se introducían en las fracturas que contenían el mineral, y lo arrancaban de la roca; después, el amianto era introducido en un saco que el hombre transportaba colgado del cinturón. Una vez lleno, el saco, era entregado al niño, que lo vaciaba en un cesto. Cuando el cesto estaba lleno, el niño salia de la galería, ayudado por otro,

y se reunía con la madre a la entra de la mina; el contenido del cesto se volcaba en un cuévano que, una vez lleno, era arrastrado cuesta abajo por la madre.

Este trabajo duraba todo el día y para toda la vida de los mineros.

 

- ASPECTO GENERAL DEL CRISOTILO - 

El crisotilo, que cristaliza en el sistema monoclínico o en el rómbico, se presenta normalmente en agregados fibrosos microcristalinos, de color blanco grisáceo, verde, amarillo o pardo, con brillo sedoso.

Las fibras del amianto puede ser de longitudes diversas.

 

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS - 

El crisotilo, a pesar de su aspecto fibroso que podría hacer pensar en un inosilicato,

o en los silicatos de cadenas alargadas, pertenece a la subclase de los filosilicatos,

o silicatos en estratos; cada estrato está enrollado sobre sí mismo, dando origen

una especie de tubo alargado, lo que explica el hábito característico del mineral.

Es semiduro (dureza de 2.5 en la escala de Mohs), por lo que se raya con dificultad con una uña, mientras que es fácil rayarlo con una punta de acero; es ligero, con una densidad de 2,5, y no se exfolia. Se divide fácilmente en fibras elásticas tan resistentes que se pueden entretejer. Es infusible, pero se descompone si se trata

con ácidos fuertes, con separación de sílice. Es un perfecto aislante del calor y de la electricidad.

 


- FORMACIÓN Y ASOCIACIONES DEL CRISOTILO - 

El crisotilo es un típico mineral de origen metamórfico; deriva de la transformación metamórfica de las rocas ultramáficas, esto es, de bajo contenido

en sílice, en ambiente de bajo grado metamórfico (caracterizado por temperaturas

y presiones bastante bajas, en torno a 450 ºC y 4 kb) rico en agua.

Se encuentra asociado a antigorita y lizardita en las serpentinitas, donde se

presenta acompañado de otros silicatos, como olivino, piroxenos, anfiboles y cloritas,

y de óxidos de hierro como la magnetita y de cromo como la cromita.

El crisotilo rellena las fracturas de las rocas serpentinosas con fibras dispuestas de forma paralela o perpendicular a las paredes de las fracturas mismas, según se trate, respectivamente, de variedades del mineral de fibras largas o de fibras cortas.

 

- DÓNDE BUSCAR Y CÓMO RECONOCER EL CRISOTILO - 

En España no existen yacimientos importantes de crisotilo, pero se encuentra en la sierra del Montseny (Barcelona), la Serranía de Ronda y en la sierra de Guadarrama.

En la mina de Teuler (Huelva) de forma particular para los coleccionistas se encuentran grandes cantidades de serpentina muy verde, a menudo acompañada de calcopirita, pirita, hematites hojoso y crisotilo con un buen brillo sedoso y un color verde suave muy atractivo para los buscadores. En la mina de Cala (Huelva) también se han encontrado grandes bloques fibrosos de crisotilo y amianto.

Existen grandes masas de serpentina con crisotilo en Asbestos, Quebec (Canadá),

en los estados de Vermont, Nueva York y Arizona (Estados Unidos); en los Urales (Rusia); en la antigua Rodesia y en Chipre.

En aspecto fibroso, en algunos casos similar a un tejido a una cuerda desflecada,

la elasticidad y la suavidad al tacto hacen que el crisotilo, en la variedad amianto,

sea inconfundible. Si el crisotilo no presenta estas características, para distinguirlo

de la antigorita y de la lizardita es necesario hacer un sofisticado análisis por rayos x.

 


- CRISOTILO Y AMIANTO - 

La importancia del crisotilo está ligada a su variedad amianto, un material muy utilizado en la industria, que ha explotado durante años sus características;

habito fibroso muy acentuado, elasticidad, aislante del calor y de la electricidad.

El amianto de fibra larga se puede tejer incluso, obteniendo un tejido ignífugo para

los monos de trabajo.

El amianto de fibra corta se ha usado para la fabricación de cartones prensados incombustibles, placas aislantes para la construcción, pastillas de frenos y aislantes para vagones de tren. Sin embargo, se ha descubierto que el amianto provoca enfermedades pulmonares incurables y es cancerígeno, por lo que su empleo está rigurosamente prohibido.