BROOKITA



La brookita, cuyo nombre deriva del mineralogista inglés Henry J. Brooke, es una de las tres formas en las que cristaliza el dióxido de titanio.

Concretamente, se trata de la cristalización rómbica, que se presenta en preciados cristales en las diaclasas alpinas.

En los yacimientos de Magnet Cove, en Arkansas (Estados Unidos), se encuentra una variedad de brookita con hábito prismático y de color gris negruzco, denominada arkansita.

 

- ASPECTO GENERAL DE LA BROOKITA - 

La brookita se presenta generalmente en forma de cristales tabulares caracterizados por la presencia de estrías verticales; pero no faltan otros hábitos, como el laminar o, con menos frecuencia, bipiramidal pseudo-hexagonal.

La brookita suele ser de color pardo, con tonalidades claras u oscuras, o rojo pardusco, y a veces también negruzco. A menudo presenta cristales maclados.

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS DE LA BROOKITA - 

La brookita es un mineral pesado, duro pero frágil y con fracturas subconcoideas o irregulares, que se caracteriza por una débil exfoliación, a veces desigual.

Puede ser translucida u opaca, con brillo semimetálico o similar incluso al del diamante. El color de la raya no ayuda a identificar este mineral, ya que es muy variable, yendo del blanco amarillento al gris. No funde según la escala Kobell y es insoluble, en frío, en los ácidos, pero en caliente puede ser atacada, aunque con dificultad, por el ácido sulfúrico. La brookita es trimórfica con la anatasa y con el rutilo, las otras dos modificaciones cristalinas del oxido de titanio.

 


- FORMACIÓN Y ASOCIACIONES DE LA BROOKITA - 

La brookita se forma en las diaclasas de la rocas metamórficas o graníticas de tipo alpino o en los filones y en las vetas que las atraviesan. Pero puede encontrarse también como mineral de alteración diagenética en las rocas sedimentarias.

Se halla asociada frecuentemente con cuarzo, con feldespatos, con óxidos diversos (como hematites) y con las otras dos formas de oxido de titanio, anatasa y rutilo.

 

- DÓNDE BUSCAR Y CÓMO RECONOCER LA BROOKITA - 

En España se ha encontrado brookita en la provincia de Madrid, más concretamente en la localidad de Horcajuelo. Se encuentran ejemplares espléndidos en el cantón de los Grisones y en el de Uri (Suiza), en Austria, en el Delfinado (Francia),

en Sondrio y Liguria (Italia) y en Brasil. 

Ejemplares verdaderamente hermosos proceden de Magnet Cove, en Arkansas, y del estado de Washington (Estados Unidos), así como de los Urales (Rusia).

Sin duda las mejores brookitas conocidas hasta ahora por estética y calidad son del famosos yacimiento del Monte Zard, en Kharan (Pakistán), con ejemplares muy variados en tonos de color, como en formaciones y combinaciones de cristales.

La brookita se distingue de la anatasa por la forma tabular, y del hematites por su brillo adamantino y por el color de la raya (el polvo del hematites es rojo pardusco).

 


- APLICACIONES Y VALOR DE LA BROOKITA - 

Además de ser un mineral interesante para mineralogistas y coleccionistas,

la brookita, si se encuentra en concentraciones suficientes, puede ser empleada

para extracción del titanio. No sirve para pulir ni tallar como gema.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0