BROCHANTITA



Se trata de un sulfato interesante para los coleccionistas, que aprecian sus agregados aciculares en penacho. El nombre de este mineral deriva del geólogo francés

André J. M. Brochant de Villiers (1772-1840).

 

- ASPECTO GENERAL DE LA BROCHANTITA - 

La brochantita es un hermoso mineral que se presenta en cristales prismáticos alargados de pequeñas dimensiones o en agregados aciculares, radiales o fibrosos,

e incluso tabulares; son también muy comunes las formas compactas y granulares, las drusas y las incrustaciones sobre otros materiales.

La brochantita posee el típico color verde de los minerales de alteración del cobre,

con distintos tonos que van del verde pálido al verde muy oscuro, casi negro.

Pero los ejemplares más espectaculares son los de un magnifico verde esmeralda, normalmente en agregados aciculares radiados.

 

- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS - 

La brochantita es un sulfato básico, caracterizado por la presencia de grupos hidroxilos (es decir, que contienen iones OH-) en su red. Es bastante pesada, no especialmente blanda (semidura) y perfectamente exfoliable según las caras del prisma; esta ultima característica no es muy evidente en los ejemplares cristalinos aciculares y fibrosos radiales. Se trata de un mineral frágil, que presenta fracturas concoideas o irregulares. La brochantita es transparente y tiene un brillo vítreo o nacarado. Funde fácilmente, liberando vapores, y se disuelve en los ácidos aunque éstos se encuentren en baja concentración.

 


- FORMACIONES Y ASOCIACIONES - 

La brochantita es un típico mineral de alteración que se forma en las zonas oxidadas de los depósitos de cobre. La brochantita se encuentra asociada con otros minerales de cobre, como atacamita, azurita, crisocola y cuprita, o de plomo, como cerusita y linarita. No faltan las asociaciones con otros tipos de minerales, en particular con cuarzo.

 


- DÓNDE BUSCAR Y CÓMO RECONOCER LA BROCHANTITA - 

En España la brochantita se encuentra principalmente ne las minas de Riotinto y Tharsis (Huelva), pero ha sido hallada también en otros lugares, como en la sierra Almagrera (Almería).

En el resto del mundo, se encuentran importantes yacimientos en Rumania,

Broken Hill (Australia), Tsumeb (Namibia), en las proximidades de Ain Barbar

(Argelia) y en numerosas localidades de Chile. Se han recogido también esplendidos ejemplares de Bingham, Nuevo México, en Tintic, Utah, en Globe, Arizona,

y en Wellington, Nevada (Estados Unidos), así como en Santa Eulalia (México).

La brochantita puede confundirse a veces con otros minerales similares,

como la malaquita, que sin embargo, al ser carbonato de cobre, reacciona con el ácido clorhídrico en frío, produciendo una notable efervescencia.

La atacamita y la antlerita se puede confundir también sobre el terreno con la brochantita, aunque estos minerales son ligeramente más blandos; la atacamita además, suele ser más oscura.