GROSULARIA



La grosularia es uno de los miembros de la numerosa familia de los granates.

Contiene calcita y aluminio, y presenta muchas variedades bastante apreciadas, que se usan a veces en gemología. Su denominación deriva del nombre científico de la uva espina (Ribes grossularia), ya que fue llamada grosularia una variedad procedente de Siberia, de un color verde pálido similar al de los frutos de la uva espina.

Existen numerosas variedades de grosularia, que reciben nombre diversos en función del color y de la composición química.

Muchas de estas variedades, por su atractivo aspecto, son utilizadas como gemas.

 

- ASPECTO GENERAL DE LA GROSULARIA -

La grosularia, al igual que todos los granates, cristaliza en el sistema monométrico en cristales rombododecaédricos o icositetraédricos (sólidos formados, respectivamente, por 12 caras rombicas y 24 caras cuadriláteras deltoides); el color de este mineral varía del incoloro al verde claro y al blanco leche si es puro, del amarillo canela al anaranjado si contiene hierro, y es verde esmeralda si contiene cromo. No presenta exfoliación, pero sí fractura concoidea.

 


- PROPIEDADES FISICOQUÍMICAS DE LA GROSULARIA -

La grosularia pertenece a la clase de los silicatos, subclase nesosilicatos, y está constituida, si es pura, por calcio, aluminio y silicio; los tetraedros centrados por silicio están, como en todos los nesosilicatos, aislados.

Es un mineral pesado (pero específico en torno a 3,6) y muy duro (dureza 7 según

la escala de Mohs), no pudiendo ser rayado por una punta de acero. 

Su brillo es vítreo y su polvo blanco. Es frágil y no se exfolia, pero presenta

fractura concoidea; es transparente, con un brillo vítreo muy vivo.

 

- FORMACIÓN Y ASOCIACIONES DE LA GROSULARIA -

La grosularia es de origen metamórfico; de hecho, es un mineral típico del metamorfismo de contacto. Por esto se encuentra en rocas calcáreas que han sufrido una transformación metamórfica por obra de intrusiones magmáticas; con menos frecuencia, se encuentra en lavas basálticas metamorfizadas a rocas serpentinosas. La variedad hesonita está presente en cavidades y fisuras de rocas especialmente ricas en calcio, llamadas antes granatitas y hoy día rodingitas.

En las rocas calcáreas de contacto está asociada normalmente con calcita, wollastonita, vesubiana, diópsido y escapolita; en las rocas lávicas, puede estar asociada también con humitas, mientras que en las rodingitas está asociada con epidota, vesubiana y clorita.

 


- VARIEDADES DE LA GROSULARIA - 

Caswellita: llamada así en 1894 por Albert H. Chester en honor a John Henry Caswell. Es un mineral de brillo resinosa o cerosa, con una apariencia foliada derivada de la alteración hidrotermal y el reemplazo por hendricksita.

Ha sido descrita en Nueva Jersey, EE.UU.

Grosularia crómica: (Ca3 (Al, Cr3 +) 2 (SiO4) 3) gema muy rica en cromo, a menudo se confunde con la uvarovita.

Hesonita: llamada a partir del griego Hesson que significa inferior, en alusión a su dureza y densidad menor en comparación con los demás granates. Es una gema de color naranja como consecuencia a su contenido en hierro.

Hibschita: (Ca3Al2 (SiO4) 3-x (OH) 4x (donde x = 0.2-1.5)) variedad de este mineral llamada por Felix Cornu 1905, en honor a Josef Emanuel Hibsch.

Esta variedad presenta un reemplazo de los iones de ortosilicato por iones hidróxido. Fue considerada durante un tiempo como especie mineral.

Leucogranate: Variedad incolora.

Grosularia magnésica: grosularia con magnesio.

Grosularia manganésica: grosularia con manganeso.

Plazolita: variedad de grosularia hidratada, como la hibschita o la hidrogrosularia.

Rosolita: variedad rosa de esta gema.

Grosularia estannífera: ((Ca, Sn) 3Al2 (SiO4) 3) variedad de grosularia con estaño.

Jade de Transvaal: llamada así por su color verde y su localización en África.

Es una variedad de grosularia verde y masiva.

Tsavorita: llamada así por el Parque Nacional de Tsavo, en Kenia, que se encuentra cerca de la localidad tipo, cerca de Tanzania. Es una variedad crómica de color verde.

 


- DÓNDE BUSCAR Y CÓMO RECONOCER LA GROSULARIA -

En España se encuentra bonitos ejemplares de grosularia en Navarra (Orbaiceta),

y en Cataluña en los skarns de Horsavinyá, Gualba y el Costabona, donde se encuentra junto a idocrasa, en Fermoselle (Zamora).

Cristales muy limpios y hermosos de hesonita se hallan en las arenas gemíferas de Sri Lanka, en fracturas tapizadas de minerales en las rodingitas de Ramona (California, Estados Unidos), en Asbestos (Canadá) y en Maharitra (Madagascar).

Ha sido encontrada también en Monot (Maine), Warren (New Hampshire),

Eden Mills (Vermont) y muchas localidades de Colorado (Estados Unidos). Cristales incoloros proceden de Jordansmuhi (Silesia) y Telemarken (Noruega) y Tiriolo (Italia). La rosolita proviene de Morelos y Chihuahua (México), mientras que la variedad verde se encuentra en Tanzania y en Kenia, así como en Rezbanya (Hungría) y en Val di Fassa (Italia). La tsavorita fácilmente localizable en Tanzania. También encontramos curiosas combinaciones de grosularia con otros minerales en lugares como Washington (USA), Siberia y Dalnegorsk (Rusia), Gilgit (Pakistán), Hubei (China), Piamonte (Italia) y Khos (Afganistán).

La grosularia es muy fácil de reconocer incluso sobre el terreno. De hecho, sus características y su aspecto son elementos de diagnostico útiles.

 

- APLICACIONES Y VALOR DE LA GROSULARIA - 

Cuando se presenta en cristales limpios y de color llamativo, la grosularia se talla y se utiliza como gema de excelente calidad y muy apreciada por los coleccionistas. La grosularia se talla y se faceta de diferentes maneras, obteniéndose joyas de un valor no demasiado elevado, pero muy atractivas.